IMG_20170126_172955_563
enero 26, 2017

Donald Trump elimina la versión en español de la web de la Casa Blanca.

El nuevo presidente de los Estados Unidos ha tomado una sorprendente y drástica medida que supone una afrenta a los más de 55 millones de hispanos que viven en Estados Unidos: cerrar la versión de la Casa Blanca en español.

Hasta esta semana, y ante la pujanza de la minoría latina (tanto los descendientes de los hispanos asimilados como consecuencia de la expansión más allá del Mississipí en el siglo XIX como los que emigraron durante el siglo XX), existía una versión de la web del Gobierno de Estados Unidos en español. Sin embargo, el mismo viernes que Trump tomó posesión, dicha versión desapareció, junto con otros contenidos, como los relacionados con el cambio climático.
El español es la segunda lengua más importante de Estados Unidos y a nivel mundial (500 millones de hablantes nativos), hablada por casi el 18% de la población estadounidense (47 de los 55 millones de hispanos). Fue la lengua hablada en Texas, Nuevo México, Arizona, Nevada, Colorado, California, Florida, y otros estados hasta la anexión o conquista de estos territorios y la substitución por el inglés como lengua de la Administración.

IMG_20170126_172955_563

 

Además, nada más entrar a la página, lo primero que ve ahora el usuario es una petición de su correo electrónico para que reciba información sobre Donald Trump (opción no obligatoria, pero sin duda invasiva).

Pero no solo se ha cerrado la versión en lengua castellana. Los responsables de la web parecen haberse tomado el lema “América primero” como equivalente de “Estados Unidos únicamente en inglés” y han rastreado cualquier rastro del idioma español, haciendo desaparecer:

  • un blog en español anteriormente accesible desde la web de la Casa Blanca,
  • las notas de prensa y otras informaciones que producía el equipo de comunicación del presidente Obama en español,
  • la cuenta de Facebook de la Casa Blanca (ahora aparece el siguiente mensaje: “Este contenido no está disponible en este momento. Es posible que el enlace que has seguido haya caducado o que la página sólo pueda verla un público al que no perteneces”),
  • la cuenta en Twitter “La Casa Blanca”, en cuyo perfil se podía leer: “Esto es un archivo de una cuenta de la Administración de Obama y está mantenid a por la Administración Nacional de Archivos y Registros (NARA)”.  Desde el 13 de enero no hay ningún movimiento.

Curiosamente, sí se ha mantenido una parte de la web dedicada al presidente Obama y a sus ocho años en el Gobierno bajo el nombre “Obama White House”. En esta sección sí se mantiene una versión en español, la cual glosa toda la información sobre el expresidente y su gabinete, sus logros y su familia… en español. Dentro de esta sección se incluye asimismo una sección para la comunidad latina.

Estados Unidos es un país donde hablamos inglés, no español, sostenía Donald Trump segun el diario español El Mundo poco después de anunciar su candidatura, posiblemente ignorando que el español (y por supuesto todas las lenguas amerindias) era la lengua hablada en todas las tierras más allá del Mississippi y Florida y que millones de hispanohablantes se convirtieron en estadounidenses con la anexión de los Estados del Medio Oeste y de la costa Oeste de EE.UU. El idioma español y la historia de las personas que lo hablan forma parte intrínseca de la historia de Estados Unidos.

Durante las primarias republicanas, el nuevo presidente dejó claro que no era partidario de que en el país se hablase la lengua española. Incluso criticó a su correlegionario republicano, Jeb Bush hermano del expresidente George W. Bush, por utilizar ese idioma en un mitin mientras se dirigía a una minoría hispana. “Debería ser un ejemplo hablando inglés en EEUU”, dijo en septiembre de 2015 durante uno de los primeros debates televisados al intentar explicar su crítica a Bush por utilizar el español; su esposa Columba Bush es de origen mexicano.

Curiosamente, EE.UU. no tiene idioma oficial y la nueva administración no parece interesada en facilitar a quienes hablen español la información en otro idioma que no sea el inglés. Trump cree que para “integrarse tienes que hablar inglés”.

Numerosos estudios científicos resaltan los beneficios de la educación bilingüe y cómo el aprendizaje de idiomas ayuda a mantener sana y activa la mente al activar las neuronas en procesos de relación y equiparación similares a la gimnasia matemática mental.

Fuente: Publico.es,  La RazónExcelsiorRT Español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho − 6 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>