Curva Fin Bloque
DIARIO DE UN TRADUCTOR 17 DICIEMBRE, 2015

¿Qué debo hacer para ser un traductor profesional?

¿Qué debo hacer para ser un traductor profesional?

¿Qué debo hacer para ser un traductor profesional? ¿El profesionalismo en el campo de la traducción y en la ética es algo con lo que uno nace o es algo que aprende un traductor profesional a lo largo de un período de tiempo y con experiencia? ¿Necesita un traductor profesional unirse a una organización de traductores profesionales o institución para ser considerado un «traductor profesional» con un carnet de socio? ¿Necesitan los nuevos traductores trabajar en una empresa o un servicio de traducción para tener éxito? ¿Hasta qué punto la capacitación continua es parte de la vida de un traductor profesional para lograr una cartera de traducción humana respetable y de alta calidad, aunque su nivel como traductor sea bueno para empezar? ¿Cuáles son los diferentes niveles de traducción que ofrecen los traductores profesionales y las empresas de traducción?

Desde el primer día, es imprescindible que te preguntes qué tienes que hacer como profesional en general para convertirte en un punto de referencia como traductor profesional por tu ética, conocimiento y enfoque. Este es el primer punto en tu lista de puntos a verificar. Y esto no solo te ayudará a responder a las preguntas anteriores, sino que es el primer paso de tu carrera como un traductor. Escribe las cinco cosas que te comprometes a hacer siempre con tus clientes y las cinco cosas que nunca harás como traductor profesional. Serán las luces que le guiarán en su carrera y nunca debe traicionarte a ti mismo. Tal vez uno o dos puntos no parecerán tan importantes o no resultarán tan relevantes cuando tengas 5 o 10 años de experiencia en la profesión, puesto que estamos en una industria en constante evolución, pero algunas cosas son permanentes y se ha de trazar una línea roja.

El verdadero traductor profesional

Muchos traductores han trabajado internamente en empresas de traducción y posteriormente ha elegido una carrera como autónomos. Algunos han sido autónomos desde el principio. Sólo unos pocos se convierten en traductores en plantilla después de un período como autónomos e incluso un número menor crean sus propias empresas de traducción. La diferencia entre un traductor profesional, serio, y un traductor aficionado no depende de si desarrolla su labor en una empresa de traducción usando muchas herramientas de traducción, gestionando cientos de memorias de traducción o memorias de traducción centralizadas, ofreciendo servicios de traducción humana, procedimientos de garantía de calidad en traducción y tecnologías de traducción automática. Será un traductor con fluidez y alto nivel de expresión en al menos dos idiomas, o más. A menudo se pasa por alto un punto clave para un verdadero traductor profesional y es poseer un alto nivel de expresión en su propia lengua materna, una expresión clara, limplia y libre de errores y ser, estilísticamente, un modelo para los hablantes de su propio idioma. Los traductores profesionales únicamente traducen a su lengua materna (a menos que se les exija traducir a otro idioma, que conozcan muy bien, por ejemplo los traductores cuyas lenguas maternas son poco comunes o por imperiosa necesidad). Un traductor profesional sabe cuando decir «no» a un trabajo porque está lejos de su campo o conocimientos. Esto se denomina ética de trabajo. Cumplir los plazos, algo tan importante en nuestra profesión, se llama dedicación.como ser traductora

Un traductor aficionado es una persona que acepta encargos de traducción en su tiempo libre. Hará uso de sus conocimientos adquiridos en otro campo en el cual tiene experiencia para poder llevar a cabo el trabajo de traducción. Muchos ingenieros terminan haciendo trabajos de traducción cuando trabajan in situ en el extranjero, y los periodistas, también. Es sabido que los médicos han traducido algunas obras especializadas en sus idiomas porque ningún traductor podría igualar sus conocimientos técnicos. Pero tales personas, bilingües, nunca deberían ser considerados traductores profesionales a pesar de su evidente familiaridad con el tema debido a su carencia de herramientas que podría hacer su trabajo más eficiente y muy a menudo también les falta el conocimiento puramente lingüístico y la formación necesaria.

La fuente de ingresos principal de los traductores profesionales depende solamente de sus servicios de traducción. Como tales, trabajan a tiempo completo. Es cierto que tendrán que lidiar con varias temáticas durante su carrera, muchas veces incluso durante la misma semana, pero debido a sus conocimientos y formación pueden utilizar las herramientas que les ayudan a buscar, localizar y organizar la terminología. Pueden seleccionar los mejores términos como expertos en ingeniería, informática, medicina o economía y usarlos. Además, emplean su destreza para escribir en su idioma de destino y crear obras adaptadas a su audiencia (es decir, los clientes). A veces, tienen correctores que les ayudan a dar un visto bueno final, leyendo únicamente la versión acabada. Un traductor profesional, al igual que un profesional en la mayoría de los campos que requieren estudios y formación técnica del sector, está dispuesto a mejorar y aprender nuevas técnicas.

El mundo no para de moverse. Un traductor profesional de inglés, por ejemplo, cuidará su fluidez en su idioma de origen y lengua de destino, reconociendo que la traducción es tanto una habilidad y un arte que necesita perfeccionamiento continuo y un esfuerzo personal y honesto. Es como ir al gimnasio cada día: la traducción necesita ser ejercitada día a día.

Ética en los negocios de traducción

Desarrollar y aplicar un profundo respeto por la ética en los negocios también forma parte del compendio de un traductor profesional. Como hemos mencionado anteriormente, un verdadero traductor profesional debe saber cuándo aceptar y cuándo rechazar un trabajo de traducción como parte de su ética, si no se siente capacitado/a para asumir el trabajo. Es importante saber cómo cobrar a los clientes y no minar el mercado, además de cómo responder a los clientes que le faltan el respeto a uno o se aprovechan. Es de sentido común muchas veces, porque comportarse y acercarse al negocios de forma ética no solo le será beneficioso como traductor, sino también a su negocio a largo plazo.

Uno de los casos más comunes de considerar la ética como un factor esencial en la traducción gira en torno a esos momentos en los que uno tiene que tratar con información privada de los clientes para los que está traduciendo. Yo he tenido que tratar con alguna información militar a lo largo de mi anterior carrera como traductor autónomo, además de datos altamente confidenciales comercial e industrialmente. También ejercí como intérprete en negociaciones financieras y reuniones políticas. Algunas personas habrían pagado dinero por esa importante información. Pero ceder a la codicia y hacer caso omiso de los principios de uno tiene un precio sobre la integridad y profesionalidad. Las empresas de traducción profesionales habrán enviado un NDA (Acuerdo de confidencialidad) antes de que trabajes para ellos. Romper ese NDA puede traer graves consecuencias legales.

Pangeanic es una de las mejores empresas de traducción del mundo que ofrece servicios profesionales de traducción humana. Pangeanic ofrece servicios de traducción profesional de alta calidad 24/7 desde sus oficinas en Japón, China, Reino Unido y España. Cada traductor que trabaja para Pangeanic tiene que pasar rigurosas pruebas y debe demostrar ser detallista. Nuestra comunidad de traductores aprobados no es la más grande, pero todos los traductores profesionales están certificados y aprobados por nuestro Departamento de RRHH. En enero de 2015, contamos con más de 1.000 traductores certificados en todo el mundo de un total de 4.000 traductores registrados.