Si tiene curiosidad por saber qué modalidad de traducción responde mejor a sus necesidades, la traducción humana o la traducción automática, en este artículo encontrará información para saciar su sed de conocimiento.

Algunas personas piensan erróneamente que basta con utilizar una máquina para traducir un texto de un idioma a otro. Sin embargo, puede haber mucho más esfuerzo que todo eso. En el caso de algunos textos, es esencial asegurarse del verdadero sentido del escritor y transferir las ideas y, a veces, incluso las emociones que hay detrás de las palabras.

Pero hoy en día existe más de un modo de transferir el significado de un texto a otro idioma, la traducción humana y la traducción automática.

Si pensamos en la traducción humana, nos apercibimos que ha estado ahí durante siglos. De hecho, desde la primera vez que el hombre tomó un utensilio de escritura para escribir sus primeras palabras. La traducción automática, por su parte, es un método que se ha desarrollado mucho más recientemente a partir del enfoque sobre qué tecnología lingüística puede servir de apoyo a los negocios internacionales.

Otro término que se utiliza a veces para la traducción automática es la Traducción Asistida por Ordenador (TAO). Tal como dice la palabra, se utilizan ordenadores para traducir el texto. Si bien es una poderosa manera de traducir grandes cantidades de texto, también puede comportar algunos inconvenientes.

A pesar de que la velocidad a la que la traducción automática se puede hacer sí ofrece una gran ventaja en el tiempo con respecto a la traducción humana, la traducción es por lo general muy literal y, por lo tanto, a veces puede carecer de sentido. Esto se debe al hecho de que la formación de las frases difiere en cada idioma. Convertir cada palabra y luego encadenar todas juntas puede dar lugar a algo que no tiene sentido.

El poder del cerebro humano hace posible traducir el texto mientras se mantiene la esencia o el contexto de lo que se está transfiriendo. Esto da como resultado una conversión que es mucho más fácil de leer y entender. Si el texto no contiene sentimientos o emociones, entonces la máquina puede producir con frecuencia una traducción que sea aceptable, ya que las bases de datos que hay detrás han mejorado con los años y pueden ofrecer mejores traducciones que antes.

Si se piensa en el coste, la traducción automática resulta normalmente más económica que el precio de una traducción humana. También es muy adecuada para la traducción de contenidos web o grandes cantidades de texto. La traducción humana, por su parte, goza de la ventaja de la confidencialidad.

Si está tratando de decidir si la traducción humana o la automática es la más adecuada para sus propósitos, entonces considere qué tipo de contenido tiene y cuánto del mismo debe traducirse para que pueda tomar la decisión correcta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *