Último artículo sobre mexicanismos, en el que compartimos algunos de los proverbios mexicanos más populares, que hacen de México un auténtico motor lingüístico en Latinoamérica.

Tras los artículos Mexicanismos: expresiones mexicanas de gran utilidad and Mexicanismos: palabras mexicanas de uso regular, es el momento de conocer algunos proverbios mexicanos muy interesantes.

Al contrario de lo que sucede con otros países latinoamericanos, en México se observa una tendencia muy marcada a no seguir tanto el refranero español como a darle su importancia a las expresiones propias en las que no faltan los lógicos mexicanismos.

Estos refranes incluso completan los que se conocen en España y son tan prácticos como eficientes para conocer mejor la cultura popular del país. Recopilamos los más populares y aquellos que más pueden sorprenderte. Como en los anteriores artículos, recuerda que hemos intentado hacerlo de la mejor manera posible y que si conoces otras acepciones nos las puedes decir y las tendremos en cuenta.

Refranes populares de México

  1. Con la vara que midas serás medido. Una enorme lección de humildad y un aviso para navegantes que hay que tener siempre en mente.
  2. Al nopal solo se le arriman cuando tiene tunas. O lo que es lo mismo, solo te acercas a una persona cuando te puede dar algo a cambio.
  3. A ver a un velorio y a divertirse a un fandango. Se refiere a que hay un momento para cada cosa y que hay ocasiones en las que hay que mantener la seriedad y otras en las que hay que pasarlo bien.
  4. Botellita de Jerez, todo lo que me digas será al revés. Es de uso infantil y se usa para responder a un insulto. Además, destaca la importancia del vino de Jerez en la industria mexicana tal y como confirman documentos de la década de los 60 del pasado siglo.
  5. Cuesta más caro el caldo que las albóndigas. El sinónimo del castizo “Vale más el collar que el perro”.
  6. Chocolate que no tiñe, claro está. Es el refrán más similar al español “Las cuentas claras y el chocolate espeso”.
  7. Dar el alón y comerse la pechuga. Se refiere a dar algo de poco valor para conseguir un beneficio.
  8. Echarle mucha crema a los tacos. Dícese del que presume demasiado de sus logros y aptitudes. Uno similar es “El que es perio, donde quiera es verde” que incide en la escasa idoneidad de alardear.
  9. El burro hablando de orejas. El que habla y murmura quizás tenga los mismos defectos que la persona criticada.
  10. El que con lobos anda, a aullar se enseña. Idéntico significado al conocido “Dime con quién andas y te diré quién eres”.
  11. El que nace pa’ tamal, del cielo le caen las hojas. En Cuba se usa “El que nace pa’ martillo, del cielo le caen los clavos”. O lo que es lo mismo, el destino marca la existencia de los menos afortunados.
  12. El sordo no oye, pero bien que compone. Exquisito. Se usa para describir a los que no dejan de crear rumores sin fundamento sobre ti.
  13. Gorgojo, más chico que un piojo y así de chiquitito produce enojo. Se refiere a las personas que parecen no haber roto nunca un plato y que terminan por romper la vajilla entera.
  14. Jarrito nuevo, ¿dónde te pondré? Magnífico refrán para glosar el interés que produce conocer a una persona o comenzar una relación sentimental. Lo malo es que tiene segunda parte, “Jarrito viejo, ¿dónde te tiraré?”.
  15. Lo que no va en lágrimas, va en suspiros. Tras el esfuerzo realizado no has conseguido el objetivo que tenías previsto.
  16. Nada sabe su violín y todos los sones toca. Se aplica a las personas que jamás comentan sus cualidades, pero que las demuestran con sus hechos.
  17. Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre. Una versión mucho más elegante que el habitual “Ni calvo, ni con dos pelucas”.
  18. No la hagas de redentor o saldrás crucificado. No intentes resolver problemas de otras personas porque puedes salir malparado/a.
  19. No le tengo miedo al chile aunque lo vea colorado. Subraya la valentía del que lo dice para enfrentarse a cualquier tipo de reto.
  20. Para uno que madruga hay otro que no se duerme. El complemento perfecto para “Al que madruga, Dios le ayuda”. Significa que siempre hay que estar alerta ya que cualquier persona puede superarnos en una actividad o cualidad.
  21. Se hace pesado el difunto cuando siente que lo cargan. Imprescindible, aplíquese para los que son tratados con amabilidad y piensan que pueden comenzar a exigir otro tipo de cuidados.
  22. Según el sapo la pedrada. Válido para aconsejar a alguien que equilibre su fuerza con aquello que quiere emprender.
  23. Si quieres conocer a Inés, vive con ella un mes. Fatídico, pero efectivo. Nada mejor que vivir con alguien para conocerlo totalmente.
  24. Si te lleva el diablo, que te lleve en buen caballo. Anima a arriesgarse para lograr algo que parece casi imposible de conseguir.
  25. Viejo el mar y todavía hace olas. Recalca el respeto que se merece una persona mayor.

Conclusión

Como decíamos al principio, México es casi un cofre del tesoro en el que se siguen conservando vocablos perdidos por el avance de los tiempos. Además, la exposición lingüística al inglés no ha conseguido calar en los mexicanos que siguen estando orgullosos de ser hispanohablantes.

Tanto si vas a viajar a este país en breve como si tienes un interés filológico, has de tener siempre muy presente que para un mexicano es natural el mezclar las distintas lenguas que han dado como resultado su manera de hablar el español. Es por ello que sigue habiendo, afortunadamente, pueblos donde se habla exclusivamente en las dos lenguas indígenas antedichas.

Por todo lo anterior, nos parece muy oportuno el repasar los mexicanismos antedichos con cierta asiduidad tanto para aumentar nuestro vocabulario como para descubrir otras palabras que fueron populares en España hace un par de siglos.

Estudiándolas, conociendo su significado y analizando su etimología te darás cuenta de que el español de México y el de España son hermanos separados por un océano que siguen manteniendo unos lazos de unión más resistentes de lo que pensabas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *