China cuenta con una tradición muy larga en el mundo de la literatura, durante milenios ha sido uno de los principales focos de la cultura en el mundo entero, pero no nos ha llegado demasiado traducido al español, al menos no cuanto debería.

Gran parte de nuestro conocimiento occidental proviene de manera directa o indirectamente de la cultura china; han sabido influenciar a otras culturas, aportando gran parte de sus pensamientos filosóficos.

Hoy día es difícil de encontrar muchos clásicos venidos de China traducidos a nuestro idioma, ni siquiera las cuatro obras clásicas por excelencia son fáciles de encontrar, aunque están traducidas, como Sueño en el pabellón rojo, de Cao Xuequin, la cual está basada en las leyendas de cuatro linajes, su auge y decadencia. Es un claro reflejo de la vida nobilial de la época en la que sucede, los estratos que tanto hemos estudiado desde pequeños que se sucedían en la época medieval, los campesinos, sirvientes, el feudo… Actualmente está adentrándose poco a poco en el mundo editorial, donde encontramos más obras venidas de oriente, pero no ocurre lo mismo con las publicadas siglos atrás.

¿Necesita traducciones de chino? Servicios de traducción de chino

Aún así, la literatura china que podemos encontrar con traducción del chino al español es muy variada, como el  El arte de la guerra de Sun Tzu, una obra literaria que trata sobre estrategias y tácticas militares con un gran impacto en la sociedad. Esta obra nos recuerda al Príncipe de Maquiavelo por presentar una filosofía de la guerra en todo su esplendor.

Otro clásico que podemos encontrar, y que nos sumerge dentro de la tradición mitológica y espiritual del pueblo chino es Viaje al oeste, las aventuras del rey mono. Consta de tres volúmenes y conocemos al autor de la traducción al español, Enrique P. Gatón, pero no al autor de la obra original, atribuyéndose dicha autoría a Wu Cheng’en, un escritor del siglo XVI. Dentro de los tres ejemplares con los que cuenta la historia se narran las aventuras hacia la India de un monje que se encamina a la búsqueda de las escrituras budistas auténticas, y tras esa ardua misión se topará con unos acompañantes que le harán un viaje más ameno y reflexivo, entre ellos el Rey Mono, una figura tremendamente conocida y admirada en China.

Algunas otras traducciones del idioma chino que influyeron en nuestra literatura las podemos encontrar en nombres como A la orilla del agua, situada en el siglo XIV con la dinastía Song. Dentro de sus dimensiones considerables, cuatro volúmenes, basada en 108 héroes y una historia de lucha y poder para derrocar a una tiranía que gobernaba en ese momento, podemos navegar bajo aspectos sociales, filosóficos, míticos, mezclados con fantasía. Actualmente de esta obra solo se encuentra la traducción de chino al español realizadas en China y no en España, muy a nuestro pesar.

Literatura actual venida de China

Hasta nuestros días no encontramos una incursión de la literatura china de manera más masiva. La escritura china que recibimos hoy en día ha vuelto escrita de manera tradicional, trayéndonos la cultura de antaño y expresando una nueva mirada propia de la época actual. Una mezcla que ha sabido consolidarse verdaderamente bien.

Ejemplo de esta literatura actual es Vida y muerte cansadas, de un autor denominado Mo Yan, donde apreciamos uno de los mitos de los que tanto tratan en la cultura oriental: la reencarnación budista. Un latifundista es fusilado por comunistas y procede a reencarnarse en una serie de variopintos animales antes de volver a convertirse en humano.

En las estanterías españolas se puede encontrar una apreciable cantidad de escritores chinos contemporáneos, incluyendo entre ellos también los exiliados, donde encontramos a Nobel Gao Xingjian o Mo Yan.

Una opera prima china a tener en cuenta si queremos leer una buena obra es Chicas de fábrica, de Leslie T. Chang. Es algo más que una novela, se trata de un magnífico reportaje de la China actual, acerca de las numerosas adolescentes que quisieron huir de una vida mundana en el campo hacia las luces atrayentes de la ciudad.

Este género de lucha social es el único que está calando en las editoriales españolas, por el tan descriptivo reflejo que nos aporta de una sociedad china aún sometida a represión y censura, de autores que optan por dejar de lado una batalla perdida contra cortar su imaginación y deciden exiliarse a otros países para escapar y poder contar todo lo que desean sin miedo y que eso llegue a cualquier parte del mundo.

Política, sociedad, sexo, e incluso mitos y leyendas de antaño son algunos de los temas que nos vienen desde Oriente. Es el momento de introducirnos en la literatura china para poder conocer un poco más de la historia y la cultura de este país, y sentirnos más cerca de China a través de las palabras.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *