Recordemos algunas preguntas comunes y banales:

a) ¿El modelo de automóvil Nova Opel/GM se convirtió en una broma habitual en los países de habla hispana, porque “no va” significa “no funciona” en español?

b) ¿Acaso otro famoso fabricante de automóviles japonés cambió el nombre de su modelo “Pajero” por sus connotaciones sexuales para los hispanohablantes?

c) ¿Un videojuego japonés se convirtió en una broma de Internet en el siglo XXI por el desove de la frase “Todas sus base ahora nos pertenecen”?

d) Es cierto que cuando el presidente John F. Kennedy dijo: “Ich bin ein Berliner” en Berlín en 1963, ¿realmente sonó como ”Soy un bollo relleno de crema”?

Esto es exactamente nuestro punto de partida: la traducción no es sólo un trabajo de palabras traducidas… hay mucho más. Se debe tener en cuenta el significado de la palabra, el significado de la frase y el mensaje coherente del documento entero (sea un catálogo, una propuesta, un documento legal, una aplicación de un software, una página Web visitada por centenas o miles de personas).

Transmitir significados va más allá del simple juntar las palabras y significa incluso recrear los sentimientos del público de destino (todo eso no es un trabajo simple).

Se dice que cuando se necesita una traducción de una lengua extranjera, se necesita un traductor que sea un hablante nativo de la lengua meta, pero el traductor también debe entender el original perfectamente para transmitir el significado del original adecuadamente. Para los hablantes de otras lenguas, una lengua extranjera es un laberinto de sonidos nuevos, un laberinto de sutilezas y nuevos conceptos y expresiones.

La mayoría de los compradores y usuarios de los servicios de traducción a menudo se olvidan de que un resultado perfecto es la consecuencia de un trabajo de equipo. Esto significa que el cliente sabe exactamente lo que él/ella se espera de la traducción, quién son los lectores de destino, cuál es el presupuesto y cuánto tiempo hace falta. En Pangeanic contamos únicamente con traductores nativos y correctores, todos con un profundo conocimiento de la combinación lingüística requerida. Llevamos más de 17 años de experiencia e historia en el mundo de la traducción para ayudarle a traducir y publicar su contenido en plena confianza que su mensaje llegue.

Las respuestas son:

a) generalmente no, pero a veces sí
b) sí
c) sí
d) depende de cómo se escuchan alguno acentos alemanes

Lección: la traducción no es el simple reemplazar palabras por palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *