Nunca lo dudes: la competencia es sana y te hará mejor. ¿Qué es la competencia? Pues son personas y empresas que hacen lo mismo que tú, o algo que desde fuera puede parecer lo mismo. Y, para empeorar las cosas, tienen objetivos similares a los tuyos. Si no haces algo, o dejas de hacerlo, o fallas en tu plan o en su ejecución, la competencia lo hará. La competencia es sana y mantiene a la empresa y a todos sus componentes con ganas de innovar. Jamás debemos olvidar que el significado primario de la palabra empresa “Acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo” en su primera acepción en la rae y “Unidad de organización” en su segunda entrada. Una empresa no es sino la suma de sus componentes, comprometidos en una causa y fin común. A menudo comento a nuestros empleados que cuando otras empresas nos han copiado es porque hemos hecho algo bien. Y es también una señal de que nos consideran líderes en algún aspecto o al menos punto de referencia. Eso nos pasó cuando nos embarcamos en los desarrollos de traducción automática como miembros de TAUS que parecían estar muy lejos del alcance de la típica empresa de traducción. Muchas, ahora tienen que adquirir tecnologías de terceros y no dependen de sí mismos para gestionar motores de traducción que otros han creado con sus propios datos. Y en 2015 somos una empresa que puede procesar Big Data en muchos idiomas, automáticamente, para que las empresas de análisis de sentimiento puedan vender inteligencia proveniente en alemán, en inglés, en chino. Y vamos a mejorar más cosas para hacer que la publicación en idiomas sea rápida, eficiente y económica para nuestros clientes. La competencia es sana y si nos damos cuenta de que otra empresa hace algo mejor que nosotros, significa que tenemos que intensificar analizar, pensar y redoblar nuestros esfuerzos e iniciativa.
liderazgo

En los negocios, la competencia nos mantiene alerta y nos devuelve a la realidad: hemos de tener los pies en el suelo. Pero es muy importante que los fundadores, los líderes empresariales y los empleados se centren en lo que está por delante, su misión principal y evitar que la competencia y otros factores no les distraigan. Aquí pueden intervenir desde ideas espontáneas que podrían ser buenas pero que significan una distracción sobre el plan trazado (cuidado, esto no significa ignorar las aportaciones que van a mejorar los procesos), cuestiones personales, etc. Personalmente, yo trato de estar atento a la competencia, pero no hago de ella el centro de mi atención. En cambio, las métricas semanales y mensuales de mi empresa y la consecución de objetivos sí son el centro de mi atención como gestor. Me ayudan a mejorar a mí y todos los miembros de la empresa. Tras muchos años dirigiendo una PYME como Pangeanic, y tras haber pasado por grandes empresas industriales, soy consciente de que algunas cosas que funcionan en la gran empresa y grandes proyectos no pueden funcionar en la pequeña y mediana empresa. Aquí, las mejores habilidades y las deficiencias se manifiestan con claridad e intensidad rápidamente. Pero ambas comparten muchas más cosas de lo que la mayoría de gestores cree. Estos son algunos puntos para el éxito de la empresa que me gustaría compartir con otros gestores.

  1. Introdúcete en el ciclo de decisión de tu competencia. Comencé mi carrera formando a ingenieros de Ford mucho más expertos que yo. De ahí pasé a Rolls Royce Industrial. Durante todos esos años, aprendí un concepto casi militar pero que era la base lo que ambas empresas expresaban como “mejora continua”. Para lograr una mejora continua en cualquier proceso hay que – Observar – Orientar – Decidir – Actuar. Cualquier decisión estratégica, a corto y medio plazo debe basarse en esas 4 premisas. Simplifican la toma de decisiones complejas. En el mercado, si uno observa que la competencia hace algo, el buen gestor ha de interpretar lo que significa basándose en su experiencia y orientación. Entiendo “orientación” como sentido de por dónde avanza el mercado o industria de cada uno. En base a ello debes decidir qué respuesta y qué dirección tomar y actuar en consecuencia. Una manera de paralizar a la competencia es contar con una estructura en la toma de decisiones que funcione más rápido que sus ciclos de decisión. Todos sabemos que una burocracia obtusa y unas decisiones lentas significan la muerte de una empresa o sociedad. La historia está llena de ejemplos de naciones que no supieron reaccionar a los cambios que se avecinaban, que escondieron la cabeza bajo tierra o no supieron ni tan siquiera interpretarlos. Para paralizar a la competencia, lanza una iniciativa rápido de modo que mientras la competencia esté todavía analizando tus movimientos, tú ya estás marchando en otra dirección (o en la misma dirección pero ya muy lejos). Entonces has crecido verticalmente. Esto es válido en el deporte, en la industria, incluso en las relaciones internacionales. Steve Jobs supo cómo descolocar a la competencia con cada una de sus decisiones y nuevos productos, de modo que IBM solo podía seguir su estela con los ordenadores personales. Microsoft pudo tomar su idea de sistema y mejorarla con un modelo comercial más agresivo, pero él les sobrepasó dejando a un lado el sistema operativo tras su experiencia en Unix para concentrarse en productos.
  1. Concéntrate en tus puntos fuertes y no en las debilidades de la competencia. Desarrolla juegos competitivos para tus vendedores con una formación particular. Incluye charlas y mensajes enfocados, acércate a ellos pues los vendedores son tu carta de presentación ante los clientes. Haz que se centren en los problemas que tu empresa resuelve de una forma única, y que sabes que tu competencia no resuelve o no tan bien. Asegúrate de que todos los miembros de la empresa saben enfocar sus conversaciones hacia la forma en que tu empresa es diferente y hace las cosas de distinta manera, y que no descalifican a la competencia o se pasan el tiempo relatando lo que la competencia está haciendo mal.
  2. Observa las tendencias y lecciones de otros mercados. Piensa más allá de tu propia industria y obtendrás inspiración. Verás puntos en los que la competencia puede tener puntos débiles. Pangeanic servicios de traducción y una tecnología de traducción automática muy adaptable, capaz de generar motores con la terminología y expresiones de los clientes en días. Esto significa que cualquier empresa que publique o tenga que traducir con frecuencia se beneficia rápidamente de nuestra automatización de procesos. Al igual que un buen CRM y un software de automatización de marketing se han convertido en la fuente de la tecnología estándar de los negocios, nuestro objetivo como empresa de traducción es hacer lo mismo con nuestra plataforma y que nuestros clientes puedan solicitar traducciones y publicar en cualquier idioma que deseen rápida y eficientemente. Para ello contamos con una potente tecnología llamada COR que a través de APIs se conecta a los procesos de publicación web de nuestros clientes. Ellos pueden decidir traducir automáticamente contenido por el que no quieren pagar (o pagar muy poco) y que las personas traduzcan contenidos importantes para los que se necesita un traductor humano.
  3. Habla con gente con la que tus competidores no lo hacen. Nuestra industria es bastante atípica porque los traductores autónomos y no las empresas son la columna vertebral de la industria. Únicamente hay unos 330.000 traductores profesionales registrados como tales en todo el mundo. Sin embargo, muchos de los ejecutivos de mi industria nunca participan en foros con los traductores autónomos ni hablan con asociaciones o grupos de interés esenciales y críticos. No discuten procesos para obtener una traducción de alta calidad. Por el contrario, cuando hablo con los traductores autónomos, con profesores universitarios y con traductores que trabajan en organizaciones y en otras empresas me doy cuenta de los problemas de su día a día. Intento entonces reflexionar (al haber observado), me oriento y decido qué solución podría darles. Es lógico que hablando con profesionales de mi campo que trabajan cada día traduciendo y manejando contenidos en inglés, japonés, francés, alemán, chino, idiomas del continente indio o español veo temas comunes y particulares. Los investigadores académicos pueden haber ideado soluciones que aunque lejos del mercado, pueden aportar una nueva visión. Encuentro esta mezcla altamente estimulante en mi trabajo y me mantiene alerta sobre todo lo que sucede en mi industria.
  4. No hay que robar talento a la competencia ni criticarla. Siempre resulta atractivo atraerse a una persona de la competencia para debilitarla y a la vez crecer. Pero en Pangeanic no hacemos las cosas así. Nuestro Director de RR.HH. sabe que no haremos ofertas a trabajadores de nuestros competidores. No deseamos robar a talento en activo. Quienes entiendan nuestra misión como facilitadores de comunicación en idiomas, en automatización, más allá de ser una agencia de traducción, deben sentirse lo suficientemente atraídos por nosotros y venir por su propia voluntad.Pangeanic está abierta a personas desde fuera del sector de la traducción. De hecho, quienes han provenido de otros sectores suelen traer perspectivas frescas y visiones no preconcebidas. Sus soluciones suelen ser mejores al estar relacionadas más directamente con “el mercado”. Por ello no es bueno reírse de un competidor cuando se equivoca o lo está pasando mal. En realidad, la competencia está en la misma industria que tú, de modo que sus errores pueden salpicar al conjunto y a ti también. Más de una vez he tenido que defender la necesidad de traducir contenidos o de hacerlo de un modo o de otro después de una mala experiencia de un cliente con otra empresa. En lugar de tratar de acabar con la competencia, consideremos lo que se puede hacer para elevar el perfil de la industria en su conjunto. Llegaremos más lejos así.

Mi consejo a otros fundadores, líderes, gestores de empresa, etc es que hay que tener siempre vigilada a la competencia, pero sin obsesionarse por ella. Es mejor mirar las cosas a media distancia que pegadas a la cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


1 × = nueve

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>