Crédito de la imagen: from es.azimage.com

Crédito de la imagen: from es.azimage.com

¿Estás buscando trabajo como traductor o una forma de crear tu propio negocio? Hoy en día gracias a internet, tienes el mundo a tu alcance pudiendo obtener clientes de cualquier país. La traducción profesional es una profesión que permite realizar esta labor tranquilamente desde casa sin necesidad de desplazarse de un lugar a otro, con lo cual, hay muchos ahorros en ese aspecto. Las empresas de traducción como Pangeanic necesitan profesionales con conocimiento de las herramientas de traducción para ofrecer servicios a empresas, servicios que incluyen traducir rápidamente en diversos idiomas. Por supuesto que también como cualquier otra profesión libre hace que el trabajo muchas veces no sea constante.

Es aquí donde puedes plantearte ofrecer tus servicios de traducción profesional en un negocio en internet. Para ello, lo que hará falta es que tengas la experiencia suficiente y haber trabajado para buenos clientes con los cuales puedas demostrar tu profesionalidad. Una vez que tengas estos créditos, es momento de darse a conocer en internet. Puedes crear tu propia página web, y tener todos los perfiles sociales creados adecuadamente, tales como lo son las redes sociales como Linkedin. En ellos podrás dar a conocer tus servicios de traducción profesionales.

Una vez que tienes esto creado, puedes crear tu página web en la cual ofrecer tus traducciones. Si no sabes como hacerlo, lo mejor en esos casos es contratar un profesional que pueda diseñar tu página web y con ello, ayudar a posicionarte en los buscadores de internet, con el fin de que el resto de los usuarios puedan ver tus servicios de traducción profesionales.

Como siempre, para conseguir clientes, lo mejor es ser un buen profesional, tener precios competitivos y entregar los trabajos a tiempo. Si logramos hacer esto seguramente nos recomendarán y eso nos llevará a más clientes.

Cada uno de tus servicios de traducción profesionales debe ser llevado a cabo de forma personalizada, con una traducción correcta y revisada para que no haya ningún tipo de error en ella.

Los costos de tener un negocio en internet de traducción son prácticamente nulos, con lo cual, es bueno que comiences a plantearte esta opción y así ganar más dinero por tus traducciones y vivir plenamente de la profesión que has escogido estudiar. A continuación recogemos las vivencias y opiniones de una traductora autónoma que trabaja para Pangeanic.

“En mi trabajo de traducción, tiendo a tener una visión del mundo centrada. Es una enfermedad que sufren con frecuencia los traductores autónomos. Trabajo como traductora sola, desde mi casa y desde hace bastante tiempo. Inicié mi carrera profesional para Pangeanic, pero añoraba volver a mi país y empezar una familia, de modo que acordé con la empresa regresar y mantener una relación de trabajo como traductora. Mis pensamientos tienden a centrarse mucho sobre cosas como el automarketing, los flujos de trabajo y cómo diseñar mi mejor oficina para trabajar como traductora. No tengo las mismas preocupaciones que cuando trabajaba en una empresa y teníamos que entregar 10 versiones en 10 idiomas distintos. Traduzco sobre las áreas con las que estoy más familiarizada. Rara vez acepto un trabajo en un área que no domino.

En muchos sentidos el espacio de trabajo que se crea para el trabajo como traductor es muy similar al espacio de trabajo que se crearía en casa cualquier otro trabajador autónomo. Ahora bien, la traducción tiene algunos requisitos específicos: debes tener libros de consulta y sobre todo una buena conexión a internet las 24 horas del día. Creo que la correcta distribución del mobiliario tiene un impacto directo en el nivel de felicidad y éxito en el trabajo.

Dentro o fuera

La primera decisión fue simple, como dije anteriormente. Pensé ¿quieres trabajar desde casa, o fuera?

Trabajar en una oficina en casa puede sonar bien, pero todo depende de cuánto espacio dispongas. A nadie le apetece pasarse toda la vida en un rincón de una habitación, así que si vives en un pequeño apartamento, piso o estudio, hacinar el espacio de trabajo entre la cocina y la puerta del baño no puede conducir a un ambiente atractivo y buena predisposición hacia el trabajo.

Trabajar fuera de casa tiene la gran ventaja de separar la vida laboral y personal, así como romper un poco el día con el viaje desde casa y de vuelta a casa, momento en el que puedes leer un libro tranquilamente, escuchar las noticias o escribir a los amigos desde tu móvil. Si eres autónomo y te gusta eso siempre tienes la opción de acusir a un espacio comunal, en una oficina alquilada, en un co-working, ir a una cafetería local a la que no le importe que haya personas sentadas con su ordenador portátil, etc. Pero no es lo idóneo. La mayoría de ls traductores autónomos que conozco se quedan en casa, lo que conduce al aislamiento. Al haber trabajado en empresa y como autónoma conozco bien el síndrome del que estoy hablando. Si eres autónomo y empleas más de 10 minutos cada día buscando un lugar para trabajar, tienes que replantear su estrategia.

Lugar de trabajo como traductor

  • Para los traductores, yo diría que estos son algunos puntos que se deben tener en cuenta al diseñar el espacio de trabajo:
  • Pantalla grande: Leer en una pantalla de cualquier tipo puede provocar tensión en los ojos. Compra la pantalla más grande y más clara que puedas: tus ojos te lo agradecerán.
  • Silencio: Cuanto más silencioso sea el lugar espacio de trabajo, mejor podrás concentrarte.
  • Velocidad de Internet: Hay que invertir en esto. En serio. Es un gasto que se paga a sí mismo si trabajas como traductor, ya que todas las comunicaciones van por internet y cada vez más en “la nube”.
  • Luz: Depende de la persona. Yo prefiero un espacio luminoso y con alguna planta.
  • Sal: Es mi último consejo. Si trabajas desde casa, asegúrese de salir un rato. Y si trabajas fuera de casa, vuelve a casa pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *