¿Alguna vez te has preguntado por qué muchos sustantivos en español empiezan con «al»? Por ejemplo, las palabras «almohada», «alfombra», «alcohol», «algodón» y «almacén» siempre van unidas con el prefijo «al». Si crees que por pura casualidad, ¡estás completamente equivocado!

Cuando los árabes invadieron la Península Ibérica en el año 711, trajeron su arte, arquitectura, música y, sobre todo, su idioma. Durante este tiempo, el español y el árabe coexistieron y, debido a la dificultad de frenar la influencia de un idioma sobre otro, el árabe dejó una huella imborrable en el español. El español heredó alrededor de 4000 palabras del árabe tras la prolongada presencia arabófona en el territorio español. Después de 9 siglos de colonización, no resulta extraño que el árabe y el español se entrelazaran. Además, la influencia del árabe también se hace sentir en los nombres de muchas ciudades de España como Córdoba, Madrid, Valladolid, Murcia, Almería, etc.

¿Pero por qué muchos sustantivo en español comienzan con «al»?

Básicamente, «al» es el artículo definido en el idioma árabe. «Al» se utiliza antes del sustantivo cuando el lector o oyente sabe bien a lo que nos estamos refiriendo. Curiosamente, el español heredó las palabras árabes con el artículo incluido. Por ejemplo, en árabe «albóndiga» sería «bóndiga» sin el artículo. Esto significa que si utilizamos el artículo definido «la» antes de «albóndiga», ¡estamos diciendo «la la albóndiga»!

Arabian BackgoundOtros idiomas que utilizan palabras árabes no incluyeron el artículo. Por ejemplo, en francés «azúcar» se dice «sucre». La «a» al principio de «azúcar» es también un artículo definido proveniente del árabe y es igual que el artículo «al» con una «l» muda. Si el francés hubiera seguido el mismo camino que el español, la traducción de «azúcar» hubiera sido «asucre».

La razón por la cual el español ha mantenido el artículo podría ser debido a la frecuencia del uso de este sustantivo en particular junto con el artículo. Por ejemplo, en árabe, todos los materiales como la seda, el algodón y la cachemira se utilizan constantemente con el artículo. En consecuencia, las palabras como «algodón» se incorporaron al español junto con el artículo. La misma regla se puede aplicar a las sustancias como el «azúcar» y el «aceite». Estas sustancias se utilizan por lo general con el artículo definido y, por lo tanto, no se separaron de él cuando llegaron al español.

¿Necesita servicios profesionales de traducción de árabe?: En Pangeanic somos expertos en adaptar, revisar y publicar traducciones de árabe

En este sentido, la mayoría de las palabras árabes que se integraron al español se han distorsionado en cierto modo. Aparte del punto de vista gramatical, está claro que los dos idiomas tienen sistemas de pronunciación completamente distintos.

A pesar de esto, incluso después de 500 años, resuena todavía el eco del idioma árabe en España. Dicho esto, si hablas español, es posible que conozcas muchas más palabras árabes de lo que crees.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *