Muchos profesionales jurídicos consideran que la precisión de la traducción y el coste del servicio de traducción son los dos factores más importantes en la traducción jurídica o traducción legal. ¿Lo son?

Como profesionales de la traducción, debemos ofrecer los mejores consejos y soluciones en cada situación y en cada encargo de traducción. En consecuencia, la pregunta sigue siendo: ¿es posible compatibilizar tiempocoste y calidad en los servicios de traducción jurídica?

Calidad frente a coste en los servicios de traducción jurídica

La precisión y la exactitud son primordiales en los servicios de traducción jurídica, y el uso de la terminología correcta todavía más; cualquier traducción errónea puede suponer un obstáculo en el desarrollo de un procedimiento y tener un impacto enorme en el resultado. Como en cualquier sector, el objetivo de muchas empresas en los últimos años ha sido ahorrar costes. En lo referente a la traducción, el cálculo de precios, los desgloses o los registros de análisis, puede existir cierta jerga incomprensible para aquellos que no estén familiarizados con el sector de la traducción.
El 73 % de las empresas de traducción piensan que existe una conexión directa entre la calidad y el precio de la traducción (fuente: Common Sense Advisory)

La tecnología es la respuesta

La solución radica en dos avances tecnológicos en el mundo de la traducción: Las memorias de traducción (vea nuestra Activa TM para obtener más información) y la traducción automática. Con la ayuda de estas tecnologías se pueden reducir los costes de traducción. Por ejemplo, es posible recuperar frases similares de una base de datos que contiene frases traducidas con anterioridad y perfectamente alineadas, algo que resulta de gran utilidad para asegurar la exactitud y la consistencia de la traducción.
En resumen, una memoria de traducción (MT) recopila líneas traducidas a medida que el traductor humano las traduce y las confirma, para guardarlas en la base de datos. Se pueden añadir pasos de seguridad para que estas frases formen parte de una «MT intermedia» hasta que un revisor apruebe finalmente el texto entero como una traducción perfecta y completa. Esto no solo mejora la consistencia de todos los materiales traducidos, sino que también implica una reducción en el coste de la traducción legal: es posible recuperar frases similares y el traductor solo tiene que modificar las palabras que varíen respecto a la frase anterior.
La traducción automática tiene ventajas similares en el sentido de que es exponencialmente más rápida que la traducción humana y reduce los costes. Los textos traducidos de manera automática pueden ser poseditados por un traductor jurídico profesional. Esta opción le permitirá conseguir el equilibrio perfecto entre tiempo, coste y calidad de la traducción.

Entrega de la traducción jurídica perfecta

Además, se pueden importar glosarios, de modo que siempre se utilicen los términos preferidos y la traducción cumpla a la perfección su propósito. Las MT funcionan mejor con documentos que contienen frases repetidas y contenido similar, como los contratos comerciales.

El enigma de la calidad

Sí que se puede tener todo. Las traducciones no solo deben tener una calidad elevada y un coste adecuado, sino que, además, se deben entregar a tiempo. No obstante, puede ser complicado mantener el equilibrio entre estos tres factores ya que uno suele tener prioridad sobre el resto. Si quiere saber más, consulte el artículo sobre el triángulo de la calidad de nuestro blog.

Personal interno

Jessica hinds traducción jurídica

Jessica Hinds, nuestra experta en traducción jurídica

Jessica Hinds es nuestra experta en traducción jurídica, especializada en español y portugués. Cuenta con experiencia en la traducción de documentos al inglés, su lengua materna, como autónoma y también como personal interno. Sus ámbitos de interés y especialización son el derecho, la educación, el marketing y la literatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *