Al contratar una agencia de traducción o traductores, evite algunos errores fundamentales que garantizan que obtendrá una terrible traducción.

Copyright: kaparulin / 123RF Archive Photo

Copyright: kaparulin / 123RF Archive Photo

Muchos de nuestros artículos en la sección de Conocimiento de Pangeanic pretenden educar a los usuarios de agencias de traducción y servicios de traducción. En nuestra sección se describe tecnología, herramientas y por qué la mayoría de las empresas necesitan una agencia de traducción como socio para los negocios internacionales. Nuestra sección de conocimiento se dirige a clientes potenciales y también a los colegas que como nosotros trabajan en servicios de traducción profesionales – ya se centren en ventas, en localización de páginas web, traducción automática, etc. Pero, aparte de nuestro “Diario de un traductor interno”, hemos descuidado un poco el elemento humano en nuestra ecuación: los traductores. Si tiene la suficiente suerte como para encontrarse con personas que trabajan en servicios de traducción en conferencias, o si usted ha trabajado en una agencia de traducción, sin duda sabe con qué frecuencia y cuánto los servicios de autónomos pueden producir frustración y desengaño pues el fruto dista mucho de la promesa. Todo el mundo se queja de lo difícil que se lo ponen los traductores a las personas que los contratan. Las quejas oscilan desde el incumplimiento de los plazos a no seguir la terminología que se ha proporcionado, a honorarios a menudo más allá de lo que se está cobrando la agencia de traducción, la falta de atención y la falta de control de calidad… pocas profesiones aceptarían tal nivel de servicio. Y, no obstante, cada día hay más traducción, pese a una presión a la baja en las tarifas y el uso indiscriminado de la traducción automática.

Pero, como hemos debatido en un artículo reciente, hay mucho que el iniciador del servicio de traducción (cliente) puede hacer a fin de evitar decisiones incorrectas y hacer que el proceso de traducción fluya y sea más sencillo. Estas son algunas sugerencias a seguir si realmente desea garantizar una mala traducción. Y tengo que reconocer que, tras casi 19 años en la profesión, veo muchas agencias de traducción, clientes y traductores cometiendo los mismos y conocidos errores históricos una y otra vez. No tengamos miedo: sigamos estos 6 consejos para obtener una traducción fatal y seguro que nos arrepentiremos y avergonzaremos obteniendo jugosos comentarios de quienes visiten nuestra web o lean nuestra documentación.

1 – Lo más importante: Contratar a traductores no profesionales

He oído toda clase de historias en el mundo de la traducción en las que, en el momento en que se espera el trabajo, el traductor desaparece y nunca más se sabe de él, nunca enviando el trabajo, o que lo han atrapado en una revolución, repentino fallecimiento de un familiar… En algunas ocasiones hay verdaderas empresas detrás de traductores fantasma que no son sino un perfil inventado por parte de una academia de idiomas en China o la India y que emplea a los mejores estudiantes de alemán, francés o italiano para realizar traducciones “nativas”.

Sin excepción, volvemos a la causa raíz: ¿quién verificó las “credenciales” del traductor? Porque, sinceramente, quien haya nacido con dos idiomas porque sus padres los hablan en casa o porque proviene de un matrimonio mixto, quien haya aprendido un idioma por trabajo o en la escuela puede llamarse a sí mismo traductor. Pero no es un traductor profesional. Todos nacemos con la habilidad de boxear o jugar al fútbol, incluso con un poco de imaginación podemos arreglar una tubería. Si se contrata a un traductor basado en el precio más barato en Internet, o por una recomendación personal sin más verificación … estamos jugando con una alta posibilidad de obtener una mala traducción. Invierta tiempo en llevar a cabo chequeos y verificaciones de diligencia debida y evitará futuros desastres.

2 – Definitivamente Importante: entregar a traducir un texto no revisado

Es asombroso cómo algunos clientes envían textos con frases realmente difíciles de comprender incluso por hablantes nativos. Si se hacen difíciles de leer en su lengua materna, no espere milagros del traductor que ha de entenderlo y proporcionar una versión pulida. Frases de más de 25 palabras u oraciones donde falta el verbo o está mal conjugado. Frases sin sentido o que dicen lo contrario de lo que quieren decir, faltas de ortografía que dan lugar a errores de comprensión, terminología sin ningún material de referencia … todo ello colabora en la elaboración de la perfecta receta para obtener una mala traducción.

3 – Definitivamente Importante: apostar por la agencia con los precios de traducción más bajos en Internet

No hacen falta más explicaciones.
Aunque la tecnología de traducción le hará ahorrar tiempo y dinero (gracias a herramientas de traducción, uso óptimo de traducción automática en algunas situaciones, flujos de trabajo automatizados para la gestión de trabajos de traducción, etc.), el nivel de entrada en la industria de idiomas es todavía bajo. Un equipo de personas bilingües con un material informático puede decir que es una agencia de traducción.

A menudo obtendrá el resultado por el que ha pagado. Las buenas agencias de traducción son competitivas también en cuanto al precio, ya que han invertido en tecnología de memorias de traducción y herramientas. Las pequeñas diferencias suelen estribar en los procesos de verificación, repaso del texto antes de publicarlo… es decir, en la calidad.

4 – Muy Importante: Ponga a personas monolingües a cargo del proyecto

La investigaciones académicas han demostrado que el aprendizaje de un idioma extranjero es una de las maneras más fáciles de envejecer más sano. Tiene incluso un efecto positivo en el cerebro para rejuvenecer las neuronas y evitar la enfermedad de Alzheimer. Facilita el trabajo de cognición y, por lo tanto, permanecemos aptos y útiles en nuestro desempeño diario. Pero vamos a ser realistas, no todo el mundo tiene un interés en los idiomas, o don de lenguas. Algunas personas sencillamente no quieren aprender un idioma extranjero.

Para mí, los idiomas son algo divertido. Hablo 4 con fluidez y puedo manejarme en otros 3. Para mí, poner a personas que no hablan una segunda lengua a cargo de sus proyectos de traducción no se trata solo de buscar problemas: es suicidio empresarial.

A las personas monolingües les falta una comprensión fundamental que tienen los bilingües, y que les permite la visión verdaderamente necesaria para comprender los retos, matices y detalles de la labor que están afrontando. Algunos traductores llegan a la profesión después de vivir años en un país extranjero. Gestionar un proyecto de traducción no es como gestionar la Entrada/Salida de un almacén. He comprobado que gestores competentes en otras áreas de negocio fracasan estrepitosamente tratando de organizar y realizar un seguimiento eficaz de un proyecto de traducción multilingüe.

5 – Muy importante: Sobreinsistir en la más estricta privacidad cuando no la necesita

Muchas traducciones con las que tratamos son sobre productos que se lanzarán al mercado en meses. Comprendemos sobre no revelar o hacer público ningún detalle antes del lanzamiento de un producto. Pero, en muchos casos, el material de su traducción no es tan secreto y será publicado en días. Los traductores no funcionan aisladamente. Muchos pertenecen a asociaciones de traductores y con frecuencia comprueban el documento de origen y documentos relacionados, así como las webs de sus competidores para conseguir la terminología correcta. El contexto es fundamental para una traducción de alta calidad. Forzar a la gente a trabajar en hojas Excel aisladas sin contexto no va a ayudarle a obtener una buena traducción.

6 – Muy importante: contratar una agencia de traducción con un historial de maltrato a sus empleados

La misma diligencia debida que en el primer punto tiene que aplicarse a una agencia de traducción. Las buenas agencias de traducción obtendrán buenos informes en Google y otros sitios. De acuerdo, todo el mundo puede cometer un error y no todas las relaciones pueden ser perfectas, pero si a una opinión mala siguen cuatro o cinco satisfactorias, eso indica a un método de trabajo.

Esto es todo lo que tiene que hacer. Siga estos 6 consejos para obtener una traducción fatal y ya verá como pierde el tiempo, el dinero, parte de su reputación y mucha paciencia :)

Un pensamiento sobre “6 consejos para obtener una traducción fatal

  1. Carlo M.

    Uno de los peores errores que cometi fue solicitar una traduccion de un ebook en ingles para comercializarlo en el mercado hispano, y resulto que este “traductor” lo revendio a otras personas. Grande fue mi sorpresa cuando antes de lanzar mi ebook version hispana, este ya se encontraba en varios portales de venta…. primera y ultima vez que trabajo con informales.
    Buen articulo.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× ocho = 64

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>